¡Hola! Si es tu primera visita, por favor lee esto primero  🙂

Primera aproximación: todos, absolutamente TODOS, perseguimos únicamente nuestro propio interés en todas nuestras acciones.

Pero.

Vamos a analizarlo gradualmente. Tú como individuo quieres lo mejor para ti mismo. Quieres estar bien. No es un capricho, hay una razón esencial: según tus genes tus únicas misiones en la vida son la supervivencia y la replicación.

Yo persigo mi interés pero vivimos en sociedad. ¿Por qué? Pues porque si nos paramos a pensar en todo lo que utilizamos en un día corriente, descubriremos que no hemos producido con nuestras manos nada de ello. Busquemos ejemplos:

  • La tecnología es el más obvio, intuimos que hay un gran equipo de personas detrás de cada producto (medios de transporte, electrodomésticos, comunicaciones… ¡hasta tener una cama es algo que debes a terceros!). Fuera de la tecnología, todas las profesiones requieren años de conocimiento condensado del cual nos beneficiamos sin tener que adquirirlo nosotros gracias a otras personas (médicos, constructores, sastres, artistas, cocineros…)
  • Vayamos a algo más elemental: no obtenemos nuestra comida con nuestras propias manos (ni tendríamos la variedad y calidad que tenemos si lo hiciéramos). No buscamos el agua que bebemos.
  • ¡Más etéreo todavía! Ni siquiera nuestras propias ideas son genuinamente nuestras. Las leímos en algún sitio, alguien nos las contó o se las vimos poner en práctica.

“Eh, pero a mi se me ocurrió genuinamente que…” A mi también se me ocurrió que los coches volarían gracias a los imanes. Chócala, millones tuvimos esa idea en nuestra infancia.

Sí, puedes llegar a tus propias conclusiones (a partir de lo que otros te enseñaron), pero descubrirás en un 99% de los casos que tu idea ya la tuvo antes alguien (hazlo siempre: idea = búsqueda en Google). Y en un 60% será un griego de hace más de 3000 años el que puso esa idea en circulación.

Primera conclusión: necesitas a los demás. Y los demás te necesitan a ti. El todo es más que la suma de las partes (1+1 > 2). Es lo que se llama sinergia. La sociedad es sinergia.

Eres el resultado de los estímulos externos que has recibido y al mismo tiempo, dejas en todos los demás un poco de tu influencia. Te debes a los demás. Tú y todos.

ampersand
Símbolo ampersand. Dice mi amigo Luis que tu historia siempre será la de ti & alguien más.

Aunque no te lo creas.

Aunque creas que eres uno más entre miles de millones y que lo que hagas o dejes de hacer solo suma o resta una cantidad insignificante.

No eres consciente.

No eres consciente de que miles de millones de personas están pensando justo lo mismo tú: que sus actos son demasiado pequeños para influir.

Miles de millones de personas que creen que la masa actúa de una manera y que ellos van por libre así que si hago tal cosa bien/mal no importa porque total, sólo soy uno.

Segunda conclusión: el ser humano, por naturaleza, tiene 2 componentes absolutamente esenciales a las que no puede renunciar:

  • Tecnología: motivada por la curiosidad. Desde que cogimos una piedra, la chocamos con otra e hicimos un cuchillo hasta la capacidad de sobreponerse al universo para mantener a un ser vivo en el entorno más agresivo del mundo: el espacio. Está en nuestra naturaleza utilizar el entorno en nuestro beneficio. Primero imaginamos. Luego hacemos que aquello que sólo nosotros podíamos ver en nuestra cabeza, exista. Es nuestro poder más asombroso y requiere intrínsecamente compartir el conocimiento.

    La ciencia estudia cómo funciona el mundo. La ingeniería lo crea como nunca ha existido.

  • Política: necesitamos a los demás. Nadie se salva. NADIE. Necesitamos a los demás y la política, la POLÍTICA en mayúsculas es cómo nos organizamos para vivir en sociedad. Una sociedad de la que NO puedes huir  y por tanto debes ayudar a mejorar. Con tu palabra, con tu ejemplo, cada uno según sus posibilidades y oportunidades.

Segunda aproximación: el fin último de todos, absolutamente TODOS nuestros actos es nuestro propio interés.

Expliquemos bien esto:
Yo persigo MI único interés, pero mi interés pasa por perseguir el interés de los demás pues esto redunda en MI propio beneficio, que es el auténtico fin.
La empatía nos ayuda a identificar en qué podemos ayudar a otro y al hacerlo esperamos un retorno. No inmediato. No ni siquiera de esa misma persona, pues esa buena actitud puede propagarse por la sociedad y llegar a nosotros de nuevo por otra persona en otro ámbito. De hecho la empatía no deja de ser la satisfacción de un escenario mental que nos beneficia: “si yo estuviera en esa situación, me gustaría que hicieran esto por mi“. La empatía es el primer paso hacia la confianza recíproca. Además de la confianza en individuos, todos tenemos un determinado nivel de confianza hacia la sociedad, hacia los desconocidos.

La sinergia es una inversión altamente rentable (esto tendrá su propio artículo), la suma de todos nuestros pequeños actos me permite disfrutar de unos bienes que por mi mismo, de forma completamente individual, JAMÁS habría obtenido.

Egoísmo sano: Sí, yo miro por mi culo, pero tengo que salvar el tuyo para salvar el mío. Es el único posible.

De aquí se deduce, sintetizado magníficamente, la regla de oro de la moral, de la que tenemos constancia de su conocimiento en casi todas las culturas antiguas, muchas inconexas entre sí: “haz a los demás lo que quieres que te hagan a ti”. Y su complementaria versión en negativo, totalmente necesaria: “no hagas a los demás lo que no quieres que te hagan a ti”

Probablemente es lo mejor que nos dejó el cristianismo cuando le preguntan a Jesús cuál de todos los mandamientos es el más importante y este dice: “amarás a Dios sobre todas las cosas (*) y al prójimo como a ti mismo

(*) No es que me parezca mal, es que es discutible pues cada uno entiende Dios de una manera, si es que alguno entiende algo.

Otro ejemplo de una cultura que nos resulta mucho más lejana: Ubuntu. En Sudáfrica, significa “I am because we are” o “A person is a person through other people”

(me suena mejor en inglés, pero traduzco por si acaso: “yo soy porque nosotros somos”, “una persona es una persona mediante otras personas”)

Vale, muy ideal y chupiguay todo pero, ¿por qué existe el mal? ¿por qué alguien puede preferir hacerle a los demás lo que no quieren que les hagan a ellos?

Desde mi punto de vista, el mal (así, en abstracto) existe por una filosofía radicalmente opuesta a la que he descrito y que considero un error crítico: se piensa que se obtendrá más beneficio actuando para el interés de una minoría (círculo de interés) que para el de la mayoría.

Egoísmo insano: mi beneficio, a costa de tu daño.

Para mi, esta gente está equivocada y voy a intentar explicar por qué.

¿Por que un ser humano haría daño a otro? Porque puede obtener algo en su propio interés. Material o psicológico. Porque le es “rentable”.

No tengo estudios para afirmarlo categóricamente, pero sostengo que esas personas recibieron los estímulos equivocados durante su infancia (este vídeo al respecto es MUY bueno) y construyeron su sistema de creencias sobre esas experiencias, generalizándolas como el comportamiento de todos los humanos. Maticemos: esos “estímulos equivocados” no tienen por qué ser grandes traumas (violaciones, drogas, etc), a veces son actos (o ausencia de actos) muy pequeños, conversaciones, prejuicios transmitidos en el entorno, etc que hacen a una persona reducir su autoestima, su confianza en la sociedad y su círculo de interés.

Podemos clasificarnos en 3 estilos: pasivo, agresivo y asertivo.

Asertividad
Fuente: un PDF que me cambió la vida.
sweet dreams
Some of them want to abuse you…Some of them want to be abused… (Sweet Dreams)

¿Pero cuál es mi “círculo de interés”? Esto es lo que me resulta más interesante. Hay gente que forma un grupo que trabaja por el beneficio exclusivo de ese grupo. Y los que estén fuera que se jodan. Por ejemplo:

  • Hay gente que vive por y para su familia/amigos
  • Otros tienen ese sentimiento de círculo con su barrio, municipio, comunidad, país, raza/etnia, profesión, etc.

Hablaré de política porque es más fácil de explicar, pero la dinámica del egoísmo insano sucede en todos los niveles: se hace el bien hacia dentro del círculo y el mal hacia fuera.
Por ejemplo:

otcd7ka
La salida de Reino Unido de la UE, magnífico ejemplo de la dinámica de los círculos y el egoísmo insano.

Estas personas tratan de juankear (hackear en forocochés) el sistema: pretenden extraer beneficios de los demás aportando a cambio poco o nada. Pero ojo, ¡siguen necesitando a los demás! (para explotarlos, pero los necesitan)

Desde mi punto de vista, si bien hacer el mal puede darte beneficios a corto plazo, a medio y largo plazo resulta inevitablemente en una pérdida. Lo explico:

Recordemos la primera conclusión: la sociedad es sinergia. Es un multiplicador exponencial. Tu aportas tu granito de arena y a cambio recibes innumerables bienes.
Todos aquellos que escojan el egoísmo insano como filosofía de vida están dañando a innumerables personas. Personas que podrían haber desarrollado bienes y servicios que, por el efecto multiplicador de la sociedad, te habrían otorgado muchos más beneficios para TÚ interés personal.

Los economistas lo llaman coste de oportunidad: también conocido como “el valor de la mejor opción no realizada”

Un ejemplo hartamente conocido y clarificador:

¿Y si la cura del cáncer estuviese atrapada en la mente de quien no puede pagar sus estudios?

Tercera conclusión: aquel que elige el egoísmo insano, está eligiendo una estrategia inadecuada para su propio interés y por tanto, está equivocado.

Mi círculo es global. Me preocupan mi familia, mis amigos y los desconocidos que me rodean, pero también que mueran en el Congo en condiciones de esclavitud para extraer el coltán que luego irá a China donde en condiciones laborales que aquí no consentimos se fabrica el móvil que tengo en mi mano.

Obviamente, no me puede importar igual una muerte en mi familia que en la otra punta del mundo de alguien que ni conozco. No obstante intuyo que todos estamos conectados, aunque no pueda ver siempre esa conexión, y que avanzamos cada vez más hacia una sociedad global donde lo que les pasa a unos les afecta a otros. Una nimiedad puede propagarse y amplificarse. El efecto mariposa en la sociedad es real y caótico, es sinergia y nos conviene que sea positiva, por nuestro propio bien.

El egoísmo (persecución de tu propio interés) es sano cuando comprendes que todos nos necesitamos para multiplicar nuestro beneficio. Y que nuestras necesidades y deseos han sido siempre los mismos, independientemente del lugar y época en la que hayas nacido, que debemos estudiar los errores que ha cometido el ser humano históricamente para poder evitarlos.

Lo que todos queremos es esto.

“El sabio es sabio porque supo escuchar cuando habló alguien más sabio” –El Chojin

Oye, ¿no decías que siempre había un griego que…?

“Ningún hombre es lo suficientemente sabio por sí mismo” –Platón

¿Ves? Cállate xD

photo
En resumen

Este artículo es el punto de partida. Tengo muchas cosas de las que hablar a partir de aquí: el bien/mal vs rentabilidad, la meritocracia como sistema, la educación, los héroes, mi visión de la política, del amor… todo tendrá su relación con este artículo  🙂

Deja un comentario con aquello que te haya gustado o con una duda y si quieres suscríbete para recibir más entradas por correo (publico poco, escribo muy despacio)

Anuncios